Dar libertad de decisión al niño es una medida adecuada para su formación, pero también es indispensable que los padres hagan hincapié en el respeto a las normas de convivencia a la vez que no toleran actitudes de violencia, abuso y caprichos sin sentido. Todos los niños necesitan una guía adecuada para su conducta, y la clave para lograrlo consiste en fijar límites con base en explicaciones coherentes y buen ejemplo. Algunos consejos que pueden ayudar a cumplir este objetivo…