Actualmente vivimos en una sociedad que nos incentiva a volcarnos hacia el exterior y motivarnos desde lo externo, de lo que puedan pensar y/o decir los demás, de lo que es socialmente correcto, de lo que se espera de nosotros, etc. Esto se relaciona con lo que los psicólogos llamamos extroversión. En un aspecto positivo quien tiene desarrollada esta característica suele poseer gran facilidad para relacionarse con los demás, integrarse en los grupos, hablar en público fácilmente, etc., Sin embargo,…